Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar
Imagen de sección

Problemas Auditivos

HIPOACUSIA o pérdida auditiva

Se expresa mediante el incremento de intensidad de sonido respecto a 0 dB HL, para cada frecuencia sonora. Existen distintos grados según el tipo de perdida:

TIPO DE PÉRDIDA SEGÚN EL GRADO DE AFECTACIÓN:

  • HIPOACUSIA TOTAL (COFOSIS): se entiende como la pérdida auditiva o sordera total. No se percibe prácticamente ningún sonido de ninguna frecuencia a la máxima intensidad.
  • HIPOACUASIA PARCIAL: se perciben algunos sonidos y puede ser de distinto grado, en función del nivel de pérdida:
    • 1. LEVE O LIGERA: cuando el umbral de audición se encuentra entre 20 y 40 dB, ya que hasta 20 dB se consideran valores normales
    • 2. MODERADA: cuando el umbral se encuentra entre 40 y 60 dB
    • 3. SEVERA: entre 60 y 90 dB
    • 4. PROFUNDA: cuando es mayor a 90 dB
TIPOS DE PÉRDIDAS SEGÚN SU LOCALIZACIÓN:
  • HIPOACUSIAS DE TRANSMISIÓN O CONDUCCIÓN: La pérdida auditiva se produce como consecuencia de una disminución en la transmisión del sonido a través del oído externo y/o medio. El oído interno percibe normalmente la sensación sonora ya que sus receptores y la vía auditiva central se encuentran en un perfecto estado.
  • HIPOACUSIAS DE PERCEPCIÓN, SENSORIAL O NEUROSENSORIAL: Le deben a una alteración en la percepción del mensaje sonoro ya que es el oído interno el que se ve afectado. Las curvas audiométricas por vía aérea y ósea serán paralelas y tendrán poca diferencia entre sí, viéndose ambas afectadas.
  • HIPOACUSIAS MIXTAS: Son producidas por alteraciones tanto en la transmisión como en la percepción del sonido, ya que se ven afectados el oído externo y/o medio así como el oído interno y/o vía auditiva nerviosa.

PRINCIPALES PROBLEMAS AUDITIVOS

PATOLOGÍAS DEL OÍDO EXTERNO

  • Afectan a la función del pabellón auricular y/o el conducto auditivo externo (CAE), dando lugar a hipoacusias conductivas de distinto tipo. Entre las que se encuentran:
  • MALFORMACIÓN DEL PABELLÓN AURICULAR Y CONDUCTO AUDITIVO EXTERNO, se suelen asociar a malformaciones de la cara y oído medio, distinguiéndose entre leves (orejas en asa, concha abombada ...) o graves (carencia de pabellón auditivo..), siendo éstas las que pueden provocar hipoacusias o pérdidas auditivas de mayor grado.
  • OCLUSIÓN O TAPONAMIENTO DEL CAE: puede ser parcial o total. Cuanto mayor sea influirá en mayor medida en la audición. Puede producirse por un tapón de cerumen, un cuerpo extraño, un coágulo, etc. Al eliminarse se recupera la audición.
  • TUMORES: su presencia en el pabellón auricular y conducto auditivo externo debe ser consultado a un especialista.
  • ENFERMEDADES INFLAMATORIAS: hongos, bacterias, virus, pueden causar otitis externas agudas y crónicas.

PATOLOGÍAS DEL OÍDO MEDIO:

  • HIPOACUSIAS DE TRANSMISIÓN O CONDUCCIÓN
  • La pérdida auditiva se produce como consecuencia de una disminución en la transmisión del sonido a través del oído externo y/o medio. El oído interno percibe normalmente la sensación sonora ya que sus receptores y la vía auditiva central se encuentran en un perfecto estado.
  • HIPOACUSIAS DE PERCEPCIÓN, SENSORIAL O NEUROSENSORIAL
  • Se deben a una alteración en la percepción del mensaje sonoro ya que es el oído interno el que se ve afectado. Las curvas audiométricas por vía aérea y ósea serán paralelas y tendrán poca diferencia entre sí, viéndose ambas afectadas.
  • HIPOACUSIAS MIXTAS
  • Son producidas por alteraciones tanto en la transmisión como en la percepción del sonido, ya que se ven afectados el oído externo y/o medio así como el oído interno y/o vía auditiva nerviosa.

Etiquetas de la sección

auditivos | hipoacusia